Portada / Blog / Sentarse en el trabajo puede resultar perjudicial para la salud

Trabajo y Autoempleo

Sentarse en el trabajo puede resultar perjudicial para la salud

Sentarse en el trabajo puede resultar perjudicial para la salud

Es por todos sabido que existen muchos puestos de trabajo y profesiones en los que hay que estar sentado durante periodos de tiempo muy prolongados. Un ejemplo bastante habitual es el del empleado de oficina, ó un ejemplo mejor, un programador informático que además de estar sentado tiene la vista puesta durante mucho tiempo en la pantalla de su ordenador.

Una mala postura a la hora de sentarse de forma prolongada es perjudicial para la salud. Puede causar problemas como fatiga visual, dolor de cabeza, lesiones en el cuello y brazos, pudiendo agravarse terminando por convertirse en enfermedades como ciática, lumbalgia, epicondilitis media ó lateral, ó incluso provocar lesiones graves de cervical que pueden pasarnos factura al cabo de unos años.

¿Sabes sentarte correctamente en tú puesto de trabajo?

Unas buenas costumbres a la hora de sentarnos pueden ayudarnos a:

  • Conservar una buena salud física, aumentando el bienestar general.
  • Aumentar nuestra motivación y eficiencia en el trabajo.
  • Disminuir la fatiga en general.

Un sedentarismo excesivo es otro de los principales causantes de los dolores en la espalda, por eso es aconsejable ir cambiando de postura y levantarse cada cierto tiempo siendo preferible hacer descansos de forma frecuente.

Para conservar una buena salud, evitar cualquier tipo de malestar de los mencionados anteriormente y seguir con tús rutinas laborales, te proponemos que tengas en cuenta las siguientes pautas a la hora de sentarte.

¿Sabes sentarte correctamente en tú puesto de trabajo?

 

¿Como colocar el asiento?

Lo principal es que el asiento sea los más confortable posible.

Ponerse de pie junto al asiento y ajustarlo a la altura de las rodillas.

Sentarse de manera que entren tres dedos entre el asiento y la parte inferior de la rodilla.

Adaptaremos el respaldo para que coincida con la curva natural de nuestra espalda.

El respaldo no debe ser muy alto ya que este tipo de asiento no se ajusta bien a la columna.

No es recomendable que tenga brazos y si los tiene deben quedar por debajo de la mesa.

¿Como colocar el cuerpo?

Las piernas tienen que estar ligeramente abiertas, las rodillas dobladas haciendo un ángulo de 90 grados. Dobla y estira alternativamente las piernas, se recomienda usar un reposapiés y sino apoyar totalmente los pies en el suelo formando un ángulo recto respecto a la pierna.

El peso del cuerpo tiene que estar repartido entre la silla y el suelo, evitando inclinar el cuerpo hacia adelante ó curvar la espalda.

Mantener el cuello recto y la parte superior de la pantalla del ordenador a la altura de los ojos. Esto evitará la tensión en los ojos y la aparición de dolor de cabeza y rigidez cervical.

Los brazos y hombros deben estar relajados y los codos ligeramente abiertos para trabajar con el teclado.

Evitar tener las manos ó muñecas apoyadas en la mesa y hacer las pulsaciones del teclado con suavidad.

Mantener los brazos relajados a la altura de los costados. Para mover el ratón hazlo girando el brazo por el codo y no doblando ó girando la muñeca.

 

Estas son algunas recomendaciones para que, si hasta ahora no lo estabamos haciendo correctamente, lo tengamos en cuenta y ganemos en salud, eficacia, y como no, mejoremos nuestro humor y seamos un poquito más felices en nuestro trabajo.

Un saludo y que tengas un buen día.

Comentarios sobre el artículo

Existen 0 comentarios para este post.



Añade tu comentario

Tú E-Mail se requiere por seguridad, no se mostrará en ningún momento. El texto tiene un límite de 500 caracteres.


Calcular suma de 3 y 7 *